pensamientos sobre el volante de segunda mano